martes, 2 de junio de 2020

TUTORIAL CINTAS REMALLADAS

Creo que cuando llega el buen tiempo, los rayos de sol animan a inundarlo todo de color y de estampados bonitos!!

Llenar cajones de pañuelos, diademas, coleteros, cintas de mil y un colores, me produce una alegría inmensa y dan a la vez, un toque especial a cualquier look!

Me encantan los complementos veraniegos y si son artesanos, tienen una magia especial. ¿A vosotras os gusta haceros vuestros propios complementos?

Hay algunos que son muy versátiles, vamos, qué valen para todo!! Y hoy os traemos uno de esos complementos supermega fáciles!!

¿Os animáis?

CINTAS REMALLADAS QUE VALEN PARA TODO


Más sencillo imposible!! Y más adelante, os descubriré la amplia posibilidad de opciones que tenéis con estas cintas remalladas, que son lo más!! (Yo ya estoy viendo firmas que las hacen para sus conjuntos...)

Bueno, lo primero y más importante: elegir telas bonitas, las más bonitas del mundo!!
No os pongáis a pensar con que prendas o conjuntos las vais a combinar, eso vendrá después... luego la combinación fluye...


Nosotras tenemos la suerte de contar con la colaboración de Telas de Mamá, así que la labor de elegir telas bonitas es demasiado fácil: TODAS!!! (Lo difícil es quedarse sólo con algunas...)

Una de nuestras favoritas es el popelín mostaza con topitos blancos, ay qué me da algo!! Si en foto lo véis bonito, en directo os da un parraquito!! Qué suavidad y qué frescura, un acierto seguro!!

Una vez que tengáis las telas elegidas, vamos a ponernos manos a la obra!!


Como podéis comprobar, nosotras hemos elegido topitos, flores, lisos...cualquier color o estampado os va a quedar realmente alucinante. Eso sí, ahora un poquito de alegría!! Qué estamos en primavera!!

Para el patrón, seguid el siguiente esquema que os he preparado:


El ancho no os lo he especificado porque puede variar según vuestros gustos o la finalidad que elijáis. A mí personalmente, me gusta con un ancho de 5 ó  6 centímetros porque mi intención es usarlas solamente con las peques y variar mucho los usos.

A continuación, doblamos la tela (recomendable planchar primero) y con ayuda del patrón empezamos a cortar nuestras tiras (en casa, siempre por duplicado).


Con patrones así de sencillos, seguro que algunas os apañáis mejor dibujándolo directamente en la tela. Yo soy más de patrón, alfileres y a cortar!!


Ahora viene el momento de remallar cada una de las tiras cortadas.

Para las que no tengáis remalladora u overlock, podéis hacer un doble sobrehilado. No queda igual, pero os puede hacer un poco el apaño.


El acabado de repulgo (con tres hilos) de la remalladora me encanta!! Consigues rematar las prendas mucho más rápido que con un dobladillo y sobre todo en conjuntos veraniegos me vuelve loquita!!

Cada vez veo más firmas que rematan sus prendas infantiles de esta forma y queda muy alegre y juvenil. 

Nuestra remalladora es la Singer que venden en el Lidl. Sencilla y perfecta para el uso que le damos.

Así que dicho esto, a remallar todas vuestras cintas!!

Para las esquinas, sólo tenéis que girar la tela con la aguja metida (levantando el prensatelas).

Y ya las tenéis terminadas!!

En nuestro caso, casi todas las cintas las hemos remallado de blanco pero en color también queda fantástico!!


Elegís un color que contraste y se hace la magia!!

Y os doy una ideaza!! Esos vestidos de vuestras peques que les quedan tan largos... y que les tenéis que cortar el bajo...ya os podéis imaginar para que usamos nosotras ese bajo, no? Para convertirlo en una preciosa cinta remallada!!

En la foto anterior, la cinta de rallas es de un vestido veraniego que le hemos comprado a las peques (y después, cortado el bajo...)!! Ya lo veréis!!

Me diréis que no ha sido lo más fácil del mundo!!


Y en el siguiente post os cuento lo mejor.... cómo aprovechar al máximo tus cintas remalladas!!

No te lo puedes perder!!

 
  siguenos en facebook sígueme en Instagram sígueme por Correo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...